Share

Una imagen panorámica nocturna se hace de modo análogo a las diurnas, con la diferencia de que para sacar la Vía Láctea serán necesarios tiempos de exposición de entre 20 y 30 segundos con una sensibilidad alta, de al menos 3200 ISO. Con la cámara sobre un trípode muy bien nivelado se hacen tomas verticales entre las que exista una buena superposición, aunque esto suponga hacer muchas, pues es importante que luego el programa que utilicemos sea capaz de unirlas sin que queden espacios sin información. Otra cuestión importante es que no deben existir cambios de iluminación entre tomas, por ejemplo debidos al paso de un vehículo o a una linterna inoportunamente encendida, pues esto se traduciría en una discontinuidad en la unión. La imagen que muestro a continuación está compuesta por diez fotografías tomadas con un 14 mm a 3200 ISO y 30 segundos de exposición cada una, que abarcan desde casi el norte hasta el suroeste. La unión está realizada con Photoshop, programa que permite compensar las deformaciones propias del gran angular y elegir entre varias proyecciones, optando en este caso por una cilíndrica tangente al horizonte similar a la Mercator, motivo por el que aparecen deformadas las regiones cercanas al cenit. Este tipo de panorámicas son muy útiles para sacar el arco de la Vía Láctea en su totalidad y para identificar los diferentes focos de contaminación lumínica de un lugar.

Panorámica nocturna en Don Domingo (Santiago-Pontones, Jaén)

Panorámica nocturna Full View

M57 es el ejemplo típico de nebulosa planetaria. Situada en la constelación de la Lira es relativamente fácil de localizar, pues se encuentra casi a medio camino entre las estrellas Sheliak y Sulafat, las dos que forman uno de los lados menores del rombo que caracteriza de este asterismo. Si barremos con el telescopio esta línea nos llamará la atención un objeto ovalado muy pequeño pero bien definido; podemos jugar con el enfoque para comprobar que no se trata de una estrella, pues no llega a tener en ningún caso aspecto puntual. Un ocular más potente nos sacará de dudas, y aunque perdamos luminosidad le apreciaremos una región central más oscura, lo que le confiere ese aspecto característico en forma de anillo. Visualmente es una nebulosa sencilla de localizar e identificar, apareciendo su estructura en anillo en cuanto subimos un poco los aumentos; pero no es tan agradecida en fotografía sin usar grandes telescopios. Su distancia se estima en unos 2500 años luz y su diámetro sería de 1 año luz aproximadamente. La enana blanca de su centro es muy débil, de magnitud cercana a 16, por lo que únicamente con telescopios de cierta abertura o en tomas fotográficas se ve con claridad. En fotografía aparece claramente su estructura anular y su color verde-azulado en el centro y rojo en las partes más externas. No obstante para obtener algún detalle es necesario disponer de un telescopio con una gran distancia focal (y también abertura), por lo que no es fácil sacar una imagen a gran resolución de este objeto. Esta imagen es resultado de combinar 21 tomas de dos minutos con filtros R, V y B, realizadas con el telescopio de 1.5 metros del observatorio de Sierra Nevada. 
 
M57 (la nebulosa anular de la Lira)
 
M57 (nebulosa anular de la Lira) Full View

HOME | ABOUT

Copyright © 2011 ASTROGALERÍA | Powered by BLOGGER | Template by 54BLOGGER